• Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
  • Titeres de Segovia
Inicio»Titirimundi»Historia de Titirimundi

Historia de Titirimundi

 

 

HISTORIA DE TIRIMUNDI

"Mi espíritu se mece como un mástil, obras de teatro en el tormentoso cielo y, al igual que las velas hinchadas por el viento, se llena mi imaginación..." (Adam Mickiewicz)

Mi imaginación, la tuya, la de ellos... La ciudad es un inmenso castillo, como un títere gigantesco que se abre por todas partes, con dragones que arrojan asombro por la boca, magos que encantan las miradas, peces que atraviesan mares de poesía, bailarinas que caen del cielo en las manos o pulgas invisibles que se esconden en la inocencia de aquellos que aún saben soñar. La ciudad se rinde ante el mundo descubierto de los títeres, como si hubiese abierto un baúl gigante donde todas las pasiones humanas estuvieran contenidas.

Nació en Segovia hace 24 años, y lo hizo con espíritu libre, como el del titiritero más genuino y soñador que sabe que maneja una herramienta dramática con poderes de sugestión próximos a la magia y la ilusión. En el deseo de una belleza que nunca se acaba y que el arte tiene el poder de regenerar una y otra vez con entusiasmo, llegaba Titirimundi, un festival internacional que, de forma altruista, pretendía sembrar y difundir el teatro de títeres, invitando a la ciudad a un gran descubrimiento, con el mismo asombro que provocan los magos.

Desde entonces, en la primera semana del mes de mayo, Segovia se transforma en un espacio tomado por el teatro de la ilusión, un gran escenario abierto formado por patios, iglesias, teatros, y rincones históricos donde "guardar las palabras en el bolsillo" o "tocar la luna con las manos" es posible. Ya se sabe que "con voluntad, las utopías más grandes se convierten en realidad", contaba Jacques Félix.

Basado en principios como la calidad y el interés de las propuestas, el entusiasmo y el cuidado por el público y los artistas, Titirimundi ha llegado hasta hoy convertido en "uno de los mejores festivales de títeres del mundo", como aseguran los profesionales del teatro, y uno de los pocos que, con carácter anual y con sus características, se celebra gracias a una fidelidad de público asombrosa, prestigio profesional y artístico, y una gran trascendencia, confianza y apoyo de la sociedad.

Titirimundi es un festival con una personalidad romántica, una hija de la utopía. Cada año pasan por Segovia más de 180 grandes titiriteros, y encontrarse a maestros y virtuosos de hilo, varilla o guante en mitad de un restaurante, en el ascensor de un hotel, comenzar una conversación en mitad de una calle, es algo habitual. Hasta 703 compañías de más de 44 países han mostrado su arte en más de 46 rincones de Segovia, y, desde hace unos años, también en diferentes ciudades de Castilla y León, Madrid y hasta en Portugal.

Capaz de movilizar a 100.000 espectadores, es un evento popular generador de integración social y cultural, con una diversidad de público que sabe disfrutar sin prejuicios del objetivo fundamental: fomentar el arte del teatro de títeres y crear un lugar de encuentro e intercambio entre compañías y ciudadanos del mundo gracias al juego, el que el público y el festival han determinado desde un principio, como si se tratara de un acuerdo tácito en el que el espectador y el artista se fundieran en uno solo.

Un Titirimundi afianzado en la contemporaneidad del títere, en la manipulación del títere por parte de auténticas familias de arte, en la plástica de los objetos y en la vanguardia de la técnica; un Titirimundi donde siempre se pueden contemplar las corrientes más antiguas y más modernas de este arte vivo donde, como decía Paul Claudel, "el títere no es un actor que habla, sino una palabra que se mueve".

El Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia, Titirimundi, comenzó como un viaje, con la ilusión con la que empiezan todos los viajes, con la inquietud por descubrir aquello desconocido, con el carácter efímero de toda aventura que se interprete como tal, con ese cariz errante del titiritero que, de plaza en plaza, nos canta sus sueños y sus miserias. Pero con la voluntad de quedarse lo suficiente como para compartir un fragmento de vida, de fiesta, de emociones que permanecerán siempre con nosotros. Y las emociones, ya se sabe, también son viajes del corazón.

Cuenta un relato hindú que Parvati, la mujer del Dios Shiva, hizo un hermoso títere que escondía a los ojos de su esposo para que éste no lo viera y se enamorara. Llevó la muñeca a la montaña, y todos los días iba a visitarla y a adorarla. Pero el Dios Shiva, una vez, la descubrió mientras buscaba una flor. Se enamoró del títere, le dio vida y huyeron juntos. Tal vez por eso Titirimundi es un momento y un lugar para huir de la rutina, para viajar al espíritu del títere y, como el Dios Shiva, llevarse para siempre un pedacito de esa vida de hoy contada a través de un taco de madera, un rostro de trapo, unos ojos de tinta y una sonrisa de cien hilos.

Para los que tocan el cielo, para los que pretenden una mirada distinta y compartida, para los que viajan sin fronteras en su imaginación, para los que viven la magia del teatro hasta dentro, para aquellos que saben que el títere es un compañero de viaje, Titirimundi privilegia todo "un mundo arrastrado por la ilusión instantánea de la fantasía".

Textos de Alexis Fernández.

ORGANIZACIÓN OFICINA TITIRIMUNDI

OFICINA ESTABLE

Dirección: Julio Michel
Administración: Marian Palma
Producción: Rebeca Sevilla

CONTRATACION EVENTUAL (Marzo-Abril- Mayo)

Dirección técnica: Luis Aguiar
Coordinación espacios y voluntariado: Ana Roitvan y Anuska Galan
Prensa: Alexis Fernández y Alfonso Arribas

CONTRATACIÓN EVENTUAL (del 4 al 16 de mayo)

Coordinación de porterías: Benito González y Montse Martín
Coordinación Titiricole: Sonia Zubiaga
Coordinación de escolares: Sonia Faraco

BIOGRAFÍA DE JULIO MICHEL

Julio Michel (León 1946)

• Licenciado en Psicología y Arte Dramático, por la universidad de París VIII.
• 1975. Fundador y director de la compañía Libélula.
• 1985. Fundador, director y organizador de Titirimundi.
• Desde 1992 hasta 1998 fue miembro del Consejo asesor de Teatro de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León.
• Es autor o co-autor de todas las obras creadas por Libélula.
• Creador y director de Libélula, su currículo está estrechamente ligado al de Libélula.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner